Recetas en tu email

Chef Henry Richardson


Desde su inicio como chef profesional -hace 26 años- ha impulsado, promocionado y difundido la rica y variada gastronomía ecuatoriana tradicional y el de sarrollo de la nueva cocina ecuatoriana. Este quiteño, de 53 años, es actualmente gerente general de Prochef S.A. y chef ejecutivo de Intercul S.A. Aunque es graduado en Microbiología y Química, talvez por eso su pasión por las ollas, empezó dentro de la gastronomía en 1986 con Bogonsu, delicatesen, luego en 1987 incursionó en Catering hasta el día de hoy. También trabajó en el restaurante Avalon, de 1994 al 2003 y desde el 2004 está en Prochef S.A., empresa de representaciones y servicios para la industria alimentaria.

Entre sus publicaciones más representativas están el libro "A la mesa con grandes marcas" de Supermaxi, "Cocina Solidaria" y está en proceso el libro "Ecuador Gastronómico". Ha realizado un sinfín de publicaciones en revistas a nivel nacional y en recetarios de cocina nacional e internacional. Como docente su mayor logro es haber cambiado la percepción general de que nuestra cocina es ordinaria o poco elegante creando un movimiento, que prefiere lo nacional a lo extranjero. Solo al valorar y apreciar lo propio se puede proyectar
hacia afuera.

Su perfecto maridaje entre turismo-paisaje y receta criolla-plato emblemático es el delicioso “Locro de queso” que hacen en la hacienda San Agustín de Callo, mirando al Cotopaxi despejado desde la ventana del comedor Inca, al compás de una banda de
instrumentos andinos.

Su sueño para convertir al Ecuador en un destino culinario es que se unifiquen criterios y metas entre todos los gremios involucrados, cocineros, estudiantes, comensales, etc., para que junto con el apoyo de la empresa privada y el Estado se pueda posicionar a la cocina ecuatoriana en el sitial que le corresponde y merece como una de las mejores del mundo.

Para este chef la cocina ecuatoriana es compleja, variada y deliciosa. Es la esencia pluriétnica de su gente y de sus costumbres, y refleja la inmensa diversidad que posee este pequeño y bello país bendecido por el sol. Difícilmente se repite la serie de factores que se funden para producir una gastronomía como la nuestra, dice.