Recetas en tu email

Chef Bertha Vintimilla

Chef Bertha Vintimilla
Su pasión por la cocina nació desde niña cuando sus abuelos preparaban los alimentos en tulpas con leña y braseros. Su padre fue el primer sibarita en Cuenca, fundador de la Chaine de Rotisier, hace más de 25 años. Su familia tenía una extensa biblioteca gastronómica de donde aprendió a valor de los manjares de todo el mundo.

“Mi padre siempre viajaba y traía a casa exquisitos productos como: los salsifíes, albahaca, apio, tomillo, alcachofas, eneldo, espárragos, ruibarbo, entre otros. Además, tenía una bodega llena de productos enlatados de todas las partes del mundo desde un pollo de Polonia hasta una simple harina de arveja, que en ese entonces nadie conocía ni valoraba”, menciona. Vivió siempre rodeada de sabores y olores que le invitaban a probar todo lo que daba la tierra. No era extraño que en cualquier momento, la familia desee comer un zorro o un huevo de golondrina.

Con el pasar de los años, la comida ecuatoriana también evolucionó. Para lograr que se consolide más en el mercado hay que brindar a los comensales comida ecuatoriana de calidad, conservando técnicas tradicionales.

En el restaurante familiar Villa Rosa, el ingrediente principal es la calidad y el amor que se pone a cada plato, motivos suficientes para que grandes personalidades hayan degustado los manjares que allí se preparan como: Mario Vargas Llosa, presidentes, embajadores, Calvin Trillin (Premio Nobel de Literatura), Pelé, Alejandro Sanz, Enrique Iglesias, por citar algunos.

Su sueño es rescatar la gastronomía tradicional porque se está perdiendo y desvalorizando ya que la preparación es compleja, los cultivos se extinguen y con ello la cocina. Anhela dejar un mensaje al valor real del producto, un sello de denominación de origen que perpetúe el producto en el tiempo y su utilización correcta para que se siga cultivando y no se pierda.
“Volvamos a la comida en quipis, al poroto, las habas tiernas, los nabos, tantos y tantos productos que se pierden por no valorarlos. Nos falta una promoción internacional y sobre todo alguien que tenga la fuerza necesaria para lograrlo”, dice.

Nació en 1948 y a la fecha es Gerenta General del Restaurante Villa Rosa. Participó en la publicación de varios libros como: ‘Viejos Secretos de la Cocina Cuencana’ y otros. Asistió a cursos realizados por la fundación FASEC donde se transmitieron conocimientos y el gusto por la gastronomía. Los resultados se plasmaron en un libro.

Para ella: “En cualquier casa de Cuenca tratan bien a los invitados y se come bien. El cuencano es muy querendón de su comida y cada fiesta popular te invita al maridaje perfecto ya que no hay un buen carnaval sin un chanchito y un dulcecito de durazno, higo o albaricoque. La comida es el maridaje ideal en el paladar y en compañía de la familia y la gente que valora y aprecia lo que tiene y de donde viene”, menciona.

Fuente: Chefs del Ecuador 2012 - La cocina Ecuatoriana preparada por 27 chefs